name=actualidad.consejos-lograr-los-propositos-ano-nuevo Consejos para lograr los propósitos de Año Nuevo - Extremo Tuxtla
viernes , 25 mayo 2018
Home / Actualidad / Consejos para lograr los propósitos de Año Nuevo

Consejos para lograr los propósitos de Año Nuevo

Con el nuevo año, tenemos otra oportunidad para decidir qué cosas son importantes para nosotros y cómo conseguirlas.

 

Escribe los propósitos en papel.

 

Resultado de imagen para lapiz y papel

 

 

Sé consciente de los pensamientos negativos.

 

Sé consciente de los pensamientos negativos

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando un pensamiento negativo entra en tu mente, intenta verte a ti misma poniéndolo a un lado y no dándole ninguna importancia. Permitir que los pensamientos negativos giren en tu mente puede ser un hábito nefasto. Se necesita energía para continuar ese remolino de pensamientos negativos. Lo básico, es que pienses en la cantidad de energía que necesitas para alimentar dichos pensamientos. Es mucha, ¿verdad? Aparta los pensamientos contraproducentes y todo irá mejor.

 

Gasta tu energía en cosas que puedes controlar.

 

Gasta tu energía en cosas que puedes controlar

 

 

 

 

 

 

 

 

Y, por tanto, gastar menos energía (o ninguna) en cosas que no puedes controlar. No puedes controlar a otras personas o lo que sucediera en el pasado. Puedes controlar tus reacciones ante las personas y puedes controlar lo que haces en el momento presente. Permítate el espacio para crear posibilidades para el futuro centrándote en lo que puedes hacer aquí y ahora. El futuro comienza hoy.

 

Créate un horario semanal.

 

Créate un horario semanal

 

 

 

 

 

 

 

 

En base a los propósitos de Año Nuevo que hemos puesto sobre el papel, créate ahora un horario semanal. Intenta que las actividades diarias se conviertan en una rutina. Deja que esa rutina haga el trabajo pesado por ti. Para ayudarte a que te resulte más fácil, haz copias de este horario semanal y colócalas en las áreas de la casa por las que pasas muy a menudo. No se te olvidará lo que te has propuesto llevar a cabo.

 

Construye tu meta con tus éxitos.

 

Construye tu meta con tus éxitos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin importar cuán pequeño sea el éxito. Eso no es lo importante. Crea la base con pequeños incrementos de cambio y sé feliz con tu progreso. ¡Diviértete!

 

Diario de recompensas.

 

El entorno es importante

 

 

 

 

 

 

 

 

Si es necesario, puedes crear una tercera tabla en tus objetivos semanales o mensuales con recompensas o gratificaciones por haber llegado al siguiente pequeño objetivo. Recompénsate con un libro que estés deseando leer, ir a comer a tu restaurante favorito… siempre sin perder de vista la meta final. Sentirse orgulloso de los pequeños pasos -y otorgarles un pequeño premio- nos llevará a conseguir lo que buscábamos con más tranquilidad y menos presión. Además, nos aportará una motivación extra.

 

Cuídate.

 

Cuídate

 

 

 

 

 

 

Comienza con tus buenos propósitos cuanto antes.

 

Comienza con tus buenos propósitos cuanto antes

 

No es necesario esperar a la víspera del Año Nuevo para comenzar con el primer propósito.Eso sí, tómate unos días de reflexión antes de empezar y piensa concretamente qué es lo que quieres lograr. Da igual la época del año en que leas esto, puedes empezar cuando creas que estás preparado y tienes claro lo que quieres conseguir.

 

 

Los riesgos de los propósitos demasiado exigentes.

Los riesgos de los propósitos demasiado exigentes

No podemos ponernos metas exageradas o desproporcionadas. Tomemos, por ejemplo, el hecho de que el ciudadano promedio se pone el mismo propósito diez años seguidos y el objetivo suele abandonarse a las seis semanas aproximadamente. Uno de los motivos es porque nos hemos puesto una meta demasiado exigente. De hecho, de los que tienen éxito, por lo general sucede tras seis intentos, lo que significa seis años de esfuerzo.


Entonces, ¿por qué la tasa de éxito es tan baja? Tiene mucho que ver con lo que acabamos de decir: el tamaño del propósito. Tendemos a elegir objetivos elevados al hacer resoluciones anuales. Perder 30 kilos, encontrar a la pareja de tus sueños a los pocos meses de comenzar el año… Son grandes desafíos que requieren de tiempo y no precisamente el que tengamos en la cabeza.

Los pequeños pasos funcionan.

Los pequeños pasos funcionan

Si mantenemos nuestros sueños y metas complejas pero nos esforzamos por hacer que los pasos diarios hacia ellos sean lo más pequeño posible, nuestras posibilidades de éxito serán mucho mayores. Por ejemplo, si el ejercicio y la forma física son tus objetivos clave, considera correr o hacer flexiones durante un minuto cada día. En el proceso, empezarás a construir un hábito que te ayudará a mantener la meta a largo plazo.

Los pequeños pasos no funcionan más rápido que los saltos de gigante, pero funcionan. Cuando eliges comenzar con pequeños pasos, pasos que no requieren meses o años de fuerza de voluntad y disciplina, construyes hábitos que se mantienen en el tiempo. Para toda la vida.

Haz que esta época del año te ayude a crear un ambiente que apoye el cambio positivo y el avance hacia tus objetivos. ¡Vamos allá!

 

www.muyinteresante.es

Checa también

El alcohol provoca un daño permanente en el ADN y aumenta el riesgo de cáncer

Un estudio demuestra cómo el alcohol daña el ADN en células madre de ratones, lo ...

Comentarios